Semana rara

Aquí estoy, tirada en el sofá, esperando a que se cargue el capítulo de Juego de Tronos (sí, soy una pirata, y con título y todo), bastante hecha polvo después de un fin de semana intenso mientras paso olímpicamente del fútbol. Total, mañana no se hablará de otra cosa, ¿verdad? Así que, por ahora, me lo salto.

Semana rara, sí. Para empezar, la semana comienza en martes. Eso no puede ser bueno. O sí. Porque entonces el martes pierde su natural sosería y pasa a ocupar el lugar del lunes. Los efectos han sido prácticamente los mismos que los de cualquier lunes: sueño atroz, dolor de cabeza, embotamiento, pérdida de tiempo, organización de la semana,…

Para continuar con las “particularidades” mañana tenemos elecciones sindicales, así que me toca una dura jornada de 16 horas improductivas.

Y, si las circunstancias lo permiten, el jueves me quedaré en la cama hasta que mi Perla decida que es hora de desayunar, me pasaré el día en pijama zanganeando, y me iré a la cama tarde para tener un lunes-viernes como colofón final.

Semana rara, eso es bueno. Definitivamente bueno.

P.D.: Para rematar la entrada anterior, sí, voy a frivolizar. Unos versos tontos para ver el otro lado:

Antes me tiro al feo gracioso
que al guapo soso
Que hasta para el sexo
yo necesito algo de seso.

Os dejo, me voy a preparar un bollo para endulzar un poco las elecciones.

Anuncios

9 pensamientos en “Semana rara

  1. Uh… tengo que ver juego de tronos. Mis semanas son medio atipicas tambien, como terminan el sabado tienen un horrendo pseudoviernes. Me imagino que a la gente social le ha de afectar, para mi es simplemente raro. Por lo que pude leer, tendras lo que yo llamaría un buen jueves y quiza puedas confiar que el humor general de la gente del viernes se extienda hacia ti y te saltees el lunes.

    El lunes no es tan malo. Es el dia más lejano al lunes siguiente.

  2. Pues sí que es una semana rara, la mia también lo es un poco, es buena pero tiene unos puntos raros.

    Animate ya verás como se pasa pronto y vuelven a ser normales. Los versos muy buenos jajaja

  3. jajaja, te ha faltado comentar lo del hombre y el oso!!!! De todas formas, yo creo que las chicas no somos tan exigentes en cuanto a cánones estéticos, sólo con nosotras mismas.

    Por cierto ¿qué tal eso de Juego de Tronos? ¿mola? Nunca me he leído los libros…, ya me cuentas.

    Besotes guapa

  4. Bueno, pues de esa semana rara ya ha pasado un pedacito… aunque hoy estarás en el momento crítico,uff. Ánimo, ya queda menos para ese jueves-domingo!

  5. Pues tienes razón, está siendo una semana extraña. Hoy es un miércoles con sabor a martes aunque si mañana descansas te lo estarás tomando como un miércoles con sabor a martes y un toque de viernes. Tal vez demasiadas sensaciones juntas, como un brownie de chocolate y ternera.
    Por cierto, la anécdota del atracador abofeteado ha sido sensacional. Esa realidad que supera a la ficción me fascina. Muchas gracias por compartirla en mi pequeño espacio.
    Un besote,
    Miguel 2.0

  6. a las 22:30 horas he ejercido mi derecho a voto…
    eso sí, lo que va dentro del sobre no se asemeja en nada a una papeleta…
    mañana estaré a las 19:30 horas en Cibeles, en la manifestación contra la privatización de la sanidad… si vas, andaremos los dos por ahí!
    un beso y feliz extrala semana
    te recomiendo que busques “la paradoja del examen sorpresa”
    chao
    Vloj

  7. Mr. Dupin, los lunes no me disgustan, no creo que sean días malos. Lo que no me gusta son los martes. ¡No dejes de ver Juego de Tronos! Está muy pero que muy bien hecha. Un beso.

    C.C, raro no quiere decir malo. Ha sido/es rara, pero entre unas cosas y otras hasta me lo he pasado bien. A veces lo normal aburre, está bien salirse de vez en cuando de la rutina. Beso!

    Mimi, tanto los libros como la serie están chulísimos, altamente recomendables. Nena, las mujeres con respecto a los hombres somos exigentes con lo que hay que ser exigente, ni más ni menos. Lo de castigarnos a nosotras mismas debería quedarse en el pasado. Un besazo.

    Sonia, todo llega y todo pasa. Fue una dura jornada, pero también tuvo sus buenos momentos. Y, después de un día de descanso, mañana viernes, ¡eso sí que suena bien! Beso!

    Miguel 2.0, de nada, me alegro de que te haya gustado, ;). Ayer, el toque a viernes se lo dio el hecho de llegar a casa a la una de lo madrugada, con el mismo dolor de piernas que si hubiera estado bailando toda la tarde, pero completamente sobria. Raro, sí. Un beso!

    Vloj, yo lo hice sobre las 12 de la mañana, después de mucho pensar. Sabía qué no iba a votar, eso sí. ¡Qué intriga lo de tu voto! Hoy no me verás de manifestación, me duele todo el cuerpo y encima estoy con migrañas (además, estoy enfadada con “los de sanidad”), pero seguro que nos cruzamos en alguna otra. Miraré lo de la paradoja cuando esté un poco más lúcida, 😉 Un besazo.

    Rubén, te regalo los versos, eso sí, si te haces una camiseta me tendrás que enviar una foto, ¿eh?

  8. Pues también semana rara para mí, una especie de gripe rara me ha inutilizado un par de días, me queda el recuerdo de una tortículis de guardar cama, o qué sé yo si de dormir en mala postura

    Besos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s